Acceder a un subsidio de vivienda no es tan fácil como lo hacen creer


Juan Pablo Betancur Tamayo


Mobirise

Cada nuevo gobierno presenta en su plan de desarrollo las políticas públicas para acceder subsidios de vivienda; no obstante, pareciera que no tienen en cuenta que no es tan sencillo que un colombiano acceda a uno de ellos, lo que no da pleno cumplimiento a lo contemplado en el artículo 51 de la Constitución Política de Colombia, en el que está consignado que todos los ciudadanos tienen derecho a una vivienda digna.


Los Programas de Vivienda de Interés Social (VIS) o de Interés Prioritario (VIP) no les garantizan adquirir una vivienda propia a los beneficiarios, debido a que en muchos casos se presentan barreras que frenan el acceso a los subsidios o a su legalización. La exigencia de un ahorro programado, la garantía de ingresos para cumplir las cuotas a las entidades financieras, pertenecer a una caja de compensación familiar y el incumplimiento de constructoras en los plazos de ejecución de los proyectos obstaculizan y ralentizan el sueño de muchos colombianos de tener una vivienda.

Uno de los principales requisitos para acceder a un subsidio de vivienda es tener un ahorro programado en un banco, según el decreto 1533 de 2019. Esta es una de las barreras para acceder a un subsidio de vivienda, así lo plantea Juan Pablo Jiménez, concejal del municipio de Abejorral, Antioquia, por el partido Liberal: “Es una realidad que muchas familias se encuentran en una situación donde un salario mínimo alcanza solo para cubrir las necesidades básicas y no queda nada para ahorrar”.

Es una realidad. Juan Diego Osorio, técnico en Administración en Salud, postuló a un subsidio de vivienda; sin embargo, cuando estaba a punto de ser beneficiario, se encontró con un límite: “No contaba con el dinero que me exigían como ahorro programado”. Este y otros requisitos hicieron que se desinteresara. Y es que, según el estudio del Observatorio Fiscal de la Universidad Javeriana “Ahorros en los hogares colombianos, un lujo que no todos pueden darse”, menos del 55 % de la población puede ahorrar.

Otras de las dificultades con las que se encuentran muchas personas que quieren acceder a un subsidio de vivienda es que las cajas de compensación son las grandes administradoras de los recursos de los Fondo de Vivienda de Interés Social (FOVIS) y del Fondo Nacional de Vivienda (FONVIVIENDA), y uno de sus requisitos es demostrar estabilidad laboral o ingresos suficientes, en un país en el que en la actualidad la informalidad es del 49,2 % y el desempleo del 15,9 % según el Dane. De esta manera, la mayoría de personas que son beneficiarias de los subsidios hacen parte de la población que cuenta con un contrato estable, por lo cual las personas que no tienen un trabajo formal y no pertenecen a una caja de compensación no se les facilita acceder a estos fondos.

Click para continuar leyendo...

© Copyright © 2021/1 Exposextante | Desarrollado por sextante/Colaboradora Verónica Rodríguez/Copyright ©
Universidad Católica Luis Amigó Tv. 51a # 67B 90, Medellín, Antioquia

Site was started with Mobirise website templates