Regreso a clase: un reto mas allá de lo academico

Yhonatan Tobón Álvarez

A una semana de haberse iniciado el retorno a clases por parte de casi 10 millones de estudiantes en Colombia con la modalidad de Estudio en Casa, propuesta del gobierno nacional, los docentes y directivos docentes del país se han visto expuestos a desafíos no previstos en su labor diaria. De acuerdo con sus declaraciones, se tornan aún más complejos que el mismo hecho de garantizar la continuidad en la prestación del servicio educativo.

“La familia pasó a segundo plano o se dejó para después. Casi todo el tiempo se está pendiente de atender a estudiantes, padres de familia o compañeros para hacer trabajos encomendados por Secretaria de Educación”, manifestó Clara Inés Durango, docente en una institución educativa pública de Antioquia.

El acceso a la tecnología

La docente hace alusión a una realidad nacional tan cruda e insensible como la pandemia misma: “la preocupación por aquellos estudiantes que sabíamos que no contaban con los recursos tecnológicos mínimos para acceder a toda esta información hizo esta experiencia aún más dura y complicada”.

 

Otros miembros de la comunidad educativa que manifestaron lo complejo de estudiar desde casa durante esta primera semana fueron los estudiantes y padres de familia de instituciones educativas públicas. Para la mayoría de ellos, esta experiencia constituye algo nuevo y aterrador, donde el exceso  de información y la poca habilidad en el manejo de los medios tecnológicos disponibles se convierte en un foco de estrés y ansiedad generalizada. 

Las cosas se complican aún más para aquellas familias alejadas de los cascos urbanos, marginadas del Estado por años que padecen de una falta casi absoluta de medios digitales y de conocimientos necesarios para hacer frente a los requerimientos académicos de cada estudiante.

La modalidad de Estudio en Casa se extenderá hasta el próximo 31 de mayo, según directrices del gobierno nacional a la luz de la coyuntura de salud pública que enfrenta el país. Los docentes y directivos docentes sólo esperan que con el pasar de las semanas, todo se torne más fluido y menos agobiante para los miembros de la comunidad educativa y que a su vez se cumplan con las promesas del gobierno de proporcionar nuevo material y apoyo logístico para los estudiantes con limitaciones de conectividad y acompañamiento en casa.

Periodista

Yhonatan Tobón, primer semestre de comunicación social.

Edición 39